Warstorm es un juego que ofrece una simulación online de un agradable juego de cartas coleccionables o con una diferencia significativa. Aunque las batallas de Warstorm son como si expulsaramos un jumbo jet con piloto automático solo, ya que una vez que está en el aire, no hay manera de hacer cualquier cambio en pleno vuelo.

Conceptos básicos de las cartas de Warstorm
Warstorm se juega con cartas virtuales que representan los héroes, unidades, hechizos y artefactos. El juego se puede personalizar mediante la selección de un héroe para liderar un escuadrón de entre cuatro y seis unidades.

Menos unidades significa que el héroe también tiene ranuras disponibles para las cartas de hechizo (que representan un caso especial) o tarjetas de artefactos (tarjetas de mejora que representan un objeto determinado).

Cada unidad también tiene un valor de ataque, lo que representa la cantidad de daño que puede hacer en cada turno y una determinada cantidad de la vida, lo que representa la cantidad de daño que puede soportar antes de que sea enviado a la pila de los “muertos”.

Por último, al igual que la mayoría de los juegos de cartas, las cartas tienen un modo de representar en relación a su “coste”. En el caso de Warstorm, el coste es representado por el tiempo de espera. Las cartas caras tienen un costoso de tiempo de espera alto, lo que significa que debemos sentarnos a esperar sin hacer nada, pero son muy poderosas cuando llegan. Si bien las cartas económicas, tienen un tiempo de espera bajo, generalmente son más fáciles de ser derrotadas.

Además, la mayoría de las cartas tienen una variedad de palabras clave que se prestan a las estrategias particulares en Warstorm.

Fundamentos del juego
Todas las estrategias de Warstorm tienen lugar, incluso antes de entrar al campo de batalla, y consiste en armar un equipo o un número de escuadrones que funcioean bien entre sí. Cada unidad en el equipo debe coincidir con la afiliación del héroe: elfo humano, orco, demonio o no-muerto.

En la preparación para la batalla, el jugador selecciona entre uno y cuatro escuadrones para a la guerra. Luego, el juego ajusta automáticamente la batalla con un oponente con el mismo número de escuadrones.

Después de pulsar el botón de inicio, no podemos tomar partida en todo lo demás que ocurre.

Una carta se dibuja cada turno, y luego es puesta en el campo de batalla después de que el tiempo de espera ha terminado. Las unidades se enfrentan en el orden en que tomaron el campo de batalla de izquierda a derecha. Cuando estas son destruidas, las cartas que quedan se corren a la izquierda para llenar el espacio vacío. Si una unidad está frente a frente sin una carta oponente, el ataque va hacia una barra azul grande en la izquierda.

El ganador es el jugador que elimina la barra azul del oponente o deja a su oponente sin cartas para utilizar.

Razones para Jugar y razones para evitar Warstorm
El “piloto automático” de Warstorm significa que es posible jugar juegos en el fondo, sin prestarle mucha atención mientras se trabaja en otros proyectos. Muchos jugadores van a encontrar positivo este aspecto del juego, y se adapta a la naturaleza de Facebook. Además, permite una gran base de jugadores, sin necesidad de que todos los jugadores están en línea al mismo tiempo. Y la opción de aumentar la velocidad del juego hace que un jugador pueda ir a traves del juego aún más rápido.

Pero la desventaja más importante, probablemente se encuentra en el mismo “piloto automático” de Warstorm. Se elimina por completo cualquier habilidad y adaptación en el medio de un juego muy reñido. Y si bien tiende a una especie de dependencia o adiccion, no tiene la adrenalina de ganar gracias al ingenio.

También tiene la molesta tendencia de atar unidades valiosas en una ranura en la que no valen nada, conecta los artefactos a las unidades que son rápidamente destruidas o crea una situación rara donde la batalla es imposible de ganar por ambas partes (por ejemplo, una unidad en cada lado haciendo un punto de daño el uno al otro, a continuación, pasa el turno y se regenera este punto de daño hecho).

Warstorm tampoco tiene un área de comercio de cartas sólido, que es uno de los aspectos más placenteros de un juego de cartas coleccionables.

Pero quizá la razón más importante para evitar Warstorm es la programación horrible que aparece una ventana tras otra, si el jugador intenta salir del programa simplemente cerrando la ventana activa de Facebook. Es como si Warstorm no estuviese dispuesto a dejar ir al jugador hasta que haya adquirido algo de la tienda.

¿Que se puede comprar con dinero real en Warstorm?
Los jugadores pueden comprar “Challenge Coin” con el dinero real, que puede usarse para comprar ciertos beneficios en el juego. Entre ellos se encuentran los paquetes de cartas y las cartas individuales de alta potencia que sólo se pueden comprar con las “Challenge Coin”.

A pesar de las debilidades, Warstorm es una buena manera de matar un par de horas en Facebook, siempre y cuando el jugador puede pasar por alto la presión de gastar y aguantar las molestias.

Jugar Warstorm gratis en Facebook >

Articulos Relacionados: