Ha pasado un largo tiempo desde que un nuevo juego de agricultura hizo su debut en Facebook, pero la gente de Gameloft han lanzado un nuevo juego de dicho género, llamado Green Farm. No es el primer juego para Facebook de Gameloft, un desarrollador de juegos para móvil muy conocido, pero el lanzamiento es bastante interesante.

Aunque en muchos aspectos, Green Farm es lo mismo que un juego típico de agricultura, Gameloft lo hace sentir un poco diferente. Estéticamente agradable y viene con un puñado de nuevas mecánicas, el juego está bien hecho y ya cuenta con cerca de 120.000 usuarios activos mensuales.

Como en cualquier juego de agricultura, deberemos plantar cultivos, cosecharlos y vender estas cosechas. Con el fin de mezclar un poco, también podemos criar varios animales de granja y plantar árboles. A decir verdad, no hay nada más que decir sobre el núcleo del juego. Todos las mecánicas se han realizado hasta la muerte en un montón de clones.

Aunque Gameloft ha creado algunas pequeñas modificaciones aquí y allá. Una de las más importantes se presenta en forma de equipamiento agrícola. Estos dispositivos caros parecen ser herramientas que automatizan los procesos en torno a las diferentes granjas. A modo de ejemplo, los jugadores podemos comprar una “Prensa para jugo de manzana” que produce 100 unidades de jugo al día con un máximo de tres árboles de manzana. También hay elementos “verdes” que pueden ser adquiridos por la moneda virtual como una “Caja de compost” que produce fertilizantes gratis.

De hecho, hay una gran cantidad de objetos verdes – de ahí el nombre del juego – en Green Farm. Lo qué los hace especiales es que suelen darnos algún tipo de recurso renovable que aumenta nuestras ganancias en el juego. En el caso de los cultivos orgánicos, estos a menudo producen las semillas gratis para que podamos volver a utilizarlas una vez cosechadas. Hay paneles solares y molinos de viento, incluso para comprar, pero su propósito no está claro. Toda la información sobre estas herramientas es que se producen “E” por un periodo de tiempo, sin embargo, el juego nunca explica qué es eso.

Uno podría pensar en la energía renovable, pero, sorprendentemente, Green Farm no tiene esta mecánica. De todos modos, hay que tenee en cuenta que las herramientas cuestan moneda virtual, por lo tanto deben otorgar beneficios significantes, de lo contrario, ningun jugador gastaria dinero real para comprar cosas inutiles.

Entre las otras mecanicas encontramos sembradoras, aradores, cosechadoras, etc. Esencialmente, es todo lo grande, un equipo pesado para una granja moderna. Es una buena adición y los jugadores veteranos de FarmVille son muy conscientes de qué tan grande puede crecer una granja (Zynga también ofrece tractores y otros equipos). Hay incluso estructuras de alojamiento para los animales (por ejemplo, un gallinero) que aloja una cierta cantidad de animales, en lugar de tenerlos sueltos por ahí.

Donde Green Farm tiende a diferenciarse más con respecto a los otros juegos, es dentro de sus características sociales, aunque la mayoría de estas también se han visto antes.

Visitar la granja de un amigo viene con el sistema típico de ayudarlos con algun problema. En el caso de la imagen, era un oso que había que ahuyentar, como en FrontierVille. Sorprendentemente, el oso estaba físicamente en la granja.

Más allá de esto, también podemos visitar las granjas de los demás en tiempo real – cuando nuestro amigo esta jugando – verlo realmente y hablar con el en forma sincrónica. No es un concepto totalmente original, pero que vemos con poca frecuencia en los juegos de Facebook.

En general, Green Farm es un juego sólido desde el punto de vista técnico. Se ve bien, se juega con fluidez, y tiene pocos problemas en la usabilidad. El juego viene con algunos juguetes nuevos aquí y allá, y algunas mecánicas sociales agradables.

Jugar Green Farm gratis en Facebook >